Es la acción de la Iglesia a favor de todas las vocaciones, a fin de que sea edificada según la plenitud de Cristo y conforme a la variedad de los carismas que el Espíritu Santo suscita en ella.  Acompaña a cada cristiano para que descubra y viva su vocación específica.

Pablo en la carta a los Corintios manifiesta que la Iglesia, que somos todos los cristianos, conforma el Cuerpo Místico de Cristo. Cada quien, con su ministerio y servicio, según su misión formamos la Iglesia, y todos son tan necesarios que no puede decirle uno al otro “no te necesito”, pues todos nos necesitamos y constituimos.

Así, todos hemos sido llamados por Cristo a ser su presencia en el mundo, y todos contamos con una misión propia. Es el Espíritu Santo quien suscita y da carismas y servicios para poder conformar a Cristo entero.

Por esto Pastoral Vocacional es la promoción de todas las vocaciones, es la encargada de hacerles ver a todos que todos han sido llamados. Esta Pastoral debe acompañar a que todos descubran su vocación y la vivan plenamente.

En especial, ésta Pastoral debe acompañar aquellos llamados a la vocación de especial consagración en la vida religiosa y en el sacerdocio.


OBJETIVOS DE LA PASTORAL VOCACIONAL

 

Objetivos Generales

1.    Anunciar la entera vocación del hombre (dignidad, libertad, llamado ordinario de Dios).

2.    Promover todas las vocaciones: Las tres vocaciones, los servicios en la comunidad cristiana, en la sociedad y en su compromiso en la construcción del Reino en su dimensión temporal.

3.    Cuidado especial de las vocaciones al Ministerio Ordenado y a la Vida de Espacial Consagración.

4.    Promover los ministerios y carismas que rejuvenecen y refuerzan la Evangelización en la Iglesia, incluso en el surgimiento de nuevas maneras.

5.    Concientizar a toda la comunidad cristiana en que son una comunidad de llamados, su complementariedad vocacional y que asuman su responsabilidad en la promoción vocacional.

 

Objetivos Particulares

1.    Presentar las actitudes vocacionales de Jesús y la imagen de María como modelo vocacional.

2.    Abrir espacios de oración vocacional donde los jóvenes puedan compartir en la fe la visión de su propio futuro.

3.    Ayudar a los jóvenes a descubrir la realidad concreta de la Iglesia en los servicios que presta a los hombres más allá del culto y el templo, y a participar en ella.

4.    Clarificar el sentido de auténtica realización humana que implica la aceptación de los valores evangélicos de servicio, entrega, y amor a los hombres.

5.    Hacer descubrir a los jóvenes sus capacidades personales y de la necesidad de la Iglesia de personas que pongan sus talentos a función del Reino de Dios.

6.    Poner en contacto con las necesidades más urgentes del entorno humano y eclesial, necesidades del cuerpo y espíritu.

7.    Facilitar a todos la lectura creyente de los acontecimientos sociales, religiosos y políticos, de modo que descubran horizontes y posibilidades vocacionales para sí mismos.

8.    Ofrecer el testimonio vocacional de los santos y modelos concretos.

9.    Presentar a los candidatos un abanico vocacional suficiente que corresponda a cada etapa de su proceso.

10. Facilitar a los candidatos el contacto con comunidades vivas que representen realizaciones vocacionales en la vida de la Iglesia.

11. Llevar a su plenitud vocacional el proceso grupal de crecimiento en la pastoral juvenil y educativa.

12. Llamar directa y claramente a jóvenes a responder al urgente llamado de Dios.

________________________________________

 

Fuente: Cfr. AAVV, Curso básico de pastoral vocacional, Servicios de Animación Vocacional SOL, México 2007.